Mohyla en la montaña Bradlo

Si estás viajando por Eslovaquia, es muy recomendable que visites este sitio tan especial, muy especial para los Eslovacos y su historia y para los turistas un lugar importante y interesante para conocer la historia de Eslovaquia (o Checoslovaquia) y conocer una de los partes más bonitos del país donde todavía la gente vive en contacto con la naturaleza. No esperes ni las montañas más altas, ni los lagos más profundos pero un lugar lleno de tranquilidad.

Bradlo es la montaña situada entre los dos pueblos Brezová pod Bradlom y Kosariská. Arriba en la montaña está situado el monumento Mohyla, el monumento dedicado a Milan Rastislav Stefanik, uno de los personajes más importantes de la historia de Checoslovaquia.

Bradlo tiene la altura de 543msnm. y es la montaña más alta de esta zona, gracias a su altura se pueden disfrutar unas vistas muy bonitas. Se dice que era uno de los sitios preferidos de Stefanik, que nació en el pueblo cercano Kosariská.

Mohyla, que impresiona con su dimensiones, es una de las obras del famoso arquitecto eslovaco Dusan Jurkovic. La obra entera está hecha de travertino y la terminaron en el septiembre del año 1928. Está formada por dos terrazas y en la terraza de arriba están situados 4 pilares como símbolo de 4 muertos, que fallecieron en el accidente y como símbolo de 4 países dónde vivía y trabajaba Stefanik. Por la escalera se puede subir hasta la tumba, que está situada en la terraza donde están los pilares.

Milan Rastislav Stefanik, era político, diplomata, astrónomo y general en la primera guerra mundial. Nación en el pueblo Kosariská en Eslovaquia pero se fue a Francia, Bélgica, España, Inglaterra y se murió tragicamente en el año 1919, cuando se cayó su avión cerca de Bratislava. Se murió junto con los dos pilotes y el mecánico que iban con él en el avión.

Cómo llegar hasta el monumento? Puedes subir en el coche por la carretera hasta el aparcamiento, la carretera hay que cogerla en la ciudad Brezová pod Bradlom, está bien señalizado. la carretera tiene unos 3,5 kms. Puedes ir andando por el bosque, hay que coger el camino marcado por la señal roja que empieza desde Brezová pod Bradlom y luego seguir por el camino que está marcado por la señal verde, hay que seguir las señales. Es menos de una hora caminando. Si sales del pueblo Kosariská hay que coger el camino marcado con la señal amarilla y luego verde. En este artículo puedes encontrar más información sobre la señalización de los senderos.

Zuzka Ondrasikova

Si quieres una ruta que te muestre Eslovaquia como no lo hacen otras guías turísticas, seguro que conmigo podrás conocer rincones inigualables ¿qué tipo de guía turística buscas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *