El Castillo Devín en Bratislava (Eslovaquia)

Vistas desde el Castillo de Devin - Bratislava (Eslovaquia)

De arriba del castillo podéis ver el río Danubio, el río Morava, el palacio hasta Schloshof, la montaña de Sandberg y los bosques de Austria.

Los Celtas se asentaron aquí en el siglo I antes del Cristo y en poco tiempo llegaron los Romanos y cambiaron los Celtas. Este castillo formaba una parte del sistema defensivo de los Romanos, llamado Limes Romanus.

Para finales del siglo IV llegaron de la parte este de Europa las tribus eslavas y empezaron a poblar esta zona. En el siglo X construyen una fortificación de piedra y desde el siglo XII este lugar es una de las fortificaciones de la frontera del Reino de Hungría. La primera familia noble que se asentó fue la familia Gara, originalmente de Croacia. De esta época es también el pozo de 55 m desde el cual ponen un cubo con agua para tomar una taza metálica y dejar caer el agua que hay dentro y contar los secundos hasta que se escucha en el fondo.

devin1

Luego fueron cambiados por los condes de Svätý Jur y Pezinok y ellos en la primera mitad del siglo XVII por la familia Báthory. Los últimos propietarios del castillo fueron los de la familia Pálfy. En el año 1809 las tropas Napoleónicas lo hicieron saltar en pedazos y desde aquel tiempo está el castillo de Devín en ruinas. Hoy sirve como museo donde podemos ver las ruinas del castillo, el pozo, las murallas y donde se encontraba la iglesia y los edificios romanos.

¿Sabéis cuanto tiempo tarda el agua lanzada desde arriba hasta llegar al agua del pozo? No podéis dejar de visitarlo!

Horario: octubre – abril 10:00 – 17:00
mayo – septiembre 10:00 – 18:00/19:00 (fin de semana)

los lunes está cerrado el pequeño museo que forma una parte de la exposición (actualmente con la exposición “Devín en los tiempos de Santo Cyril y Metod)

Cómo llegar: autobus número 28, en barco, en bici o en coche.

Si queréis viajar en bicicleta, podéis ver nuestro servicio, si además queréis completar una de las rutas en bicicleta que pasa por este paisaje espectacular, no dudéis en preguntarnos!

Precios: adultos 3 €

estudiantes/ñiños 1,50 €

 

Palacio Hofburg de Viena

Palacio Hofburg Viena

Esta claro que en la ciudad de Viena hay grandes obras arquitectónicas y el Palacio de Hofburg no es una excepción, pero después de dar una vuelta al anillo o “ring” donde se encuentra en gran parte la zona monumental, apetece tomarse una cerveza.

image

Lo que se ve al fondo de la fotografía anterior es el parque que acompaña al antiguo palacio de los Hofburg… y en la siguiente el palacio en si….

image

Destaca la grandeza de la construcción y el más que extenso espacio que rodea el Palacio, además del palacio en sí, existen otras construcciones como la siguiente, donde se puede visitar una extensa exposición de mariposas, además si el día acompaña, podéis hacer un alto en el camino y tomaros algo en la cafetería que hay al lado, que aunque no creo que sea económico, no creo que exista una gran diferencia con respecto a los demás sitios de Viena.image

¿Habéis visitando el Palacio Hofburg de Viena?¿Os gustaría?

De camino a Viena desde Bratislava por la nacional

A Viena desde Bratislava

Una de las ciudades cercanas fuera de la frontera eslovaca y que muchos visitantes no dejan pasar la oportunidad para visitarla es Viena.

En nuestro caso y saliendo desde Bratislava, preferimos ir por la nacional para ir viendo los pueblos que hay en el camino. Además al no tener el sello para viajar por la autovia de Austria, la decisión toma fuerza.

Así que pasamos por el puente gobernado por el OVNI y tomamos dirección Viena, para ello nos orientamos buscando los carteles que anuncian la dirección con Wien.

image

El cambio arquitectónico es sensible para estar a escasamente 15 min de Bratislava, la capital eslovaca.

image

El camino es relativamente corto y entretenido. Unos 70 kms y algo menos de 1 hora. En otros artículos iremos informando de este mismo viaje.

¿Queréis conocer Viena?

Banská Štiavnica – la ciudad de minas

Banská Štiavnica - Eslovaquia

Banská Štiavnica es la ciudad situada en el centro geográfico de Eslovaquia y me podéis creer que es una de las ciudades más bonitas de Eslovaquia. Por su posición, sus monumentos y su gente. La ciudad está situada en un valle y alrededor están las montañas que se llaman Štiavnické vrchy. A esta ciudad se puede llegar solo bajando la cuesta. Se le dice la ciudad de las minas, por que desde hace mucho era la ciudad de mineros.  Esta ciudad fue también la sede de la primera escuela de mineros en Europa. Ya los Celtas en el siglo III, extraían oro en esta zona. Luego durante le época medieval extraían sobre todo plata y oro.

 

La ciudad de Banská Štiavnica forma una parte del Patrimonio de la Humanidad de UNESCO, desde el año 1993.

En el centro de la ciudad se encuentra la Plaza de la Trinidad con la famosa columna de María y La Santísima Trinidad. Es una de las columnas que se le llama “columna de la peste”, antiguamente era típico construir este tipo de columnas después de una epidemia de peste, como agradecimiento de que la  peste haya terminado ya. La columna en Banská Štiavnica es una de la más bonitas de todas las columnas de peste de Eslovaquia.

Otra cosa muy bonita e importante de visitar es el calvario de la ciudad. Hay que salir a las afueras, pero es la excusa perfecta para conocer también un poco de la naturaleza de esta zona.

1775971_stiavnica

 

Hay muchas más cosa interesantes de Banská Štiavnica que iremos viendo poco a poco, como el castillo nuevo, el castillo viejo o el museo  minero. Si tenéis tiempo para descubrir el sitio, la ciudad y la naturaleza, seguro que os merece la pena pasar por esta hermosa ciudad.

¿Conocéis Banská Štiavnica? ¿Os gustaría conocerla?

Quemando a Morena, la diosa de Eslovaquia encargada del invierno y de la muerte

Quemando a Morena

¿Sabéis que se hacía y lo que aún en algunos lugares todavía se hace 2 semanas antes del Domingo de Ramos? Hay que dejar ir el invierno junto con todo lo malo e invitar a la primavera. ¿Cómo hacer que el invierno se vaya? Quemar a la diosa Morena.

Morena es el nombre de la diosa eslava de invierno y de la muerte. Se dice que la diosa era muy guapa pero su corazón era de hielo.

Una muñeca hecha de paja representa a la diosa eslovaca Morena. Se hace de dos palos de madera que forman la cruz y se les pone paja y luego se la viste con ropa.

La costumbre, que viene todavía de los tiempos paganos, es llevarla por el pueblo cantando las canciones folclóricas, luego encender el fuego y cuando la muñeca está ardiendo, tirarla del puente a de una roca al río.

Así se va a ir el invierno y puede llegar otra vez la primavera.

¿Qué os parece esta tradición? Si queréis venir a verla podéis contactar con nosotros y buscar el momento u hacerlo personalmente! aunque no sé que pensarán si la tiramos al Danubio 😉